Investigando...

Para hacer este trabajo hemos hecho un duro (difícil) hueco en la agenda de Segundo de Bachillerato. Pero lo hemos conseguido encontrar gracias a las ganas y al interés que tiene esta investigación.
¿Cómo lo hemos hecho?
La investigación ha constado de varios pasos. En el principio, estuvimos seleccionando varios artículos científicos como los que pudimos encontrar en Dialnet (http://dialnet.unirioja.es/) y en otros sitios web. Así fuimos conformando el trabajo en nuestra cabeza y pudimos ir plasmándolo en algunos escritos y resúmenes de los trabajos encontrados en la Web.
Esta búsqueda de información nunca nos dejó satisfechos. El tema es inabarcable con solo leer artículos. Así que empezamos a buscar fuera de artículos y revistas especializadas, los casos más llamativos que encontramos y conocíamos, como fueron el Titanic, las monedas del Odyssey o el yacimiento de El bajo de la campana. A partir de aquí empezamos a elaborar nuestro blog, cogiendo estos interesantes pecios para transformarlos en datos asequibles que pudieran llegar a la gente. Escribimos sobre ellos con el fin de que el primer contacto con el blog fuera más sencillo de lo que esta ciencia (la tan interdisciplinar restauración y conservación del patrimonio subacuático) en realidad es.
Una vez nombrados algunos de estos hallazgos arqueológicos, procedimos a ir a Murcia, al mismísimo museo ARQUA de Cartagena, donde pudimos ver aquellos aspectos trabajados en el ordenador in situ. Conocimos al químico encargado de la conservación y restauración de las piezas que llegan al museo, que estaba encerrado entre colmillos de elefantes, ánforas fenicias, monedas de la Armada española del XVIII y un montón de objetos en proceso de mejora, tratados con mucho cuidado y esmero (y a la espera de que llegaran unas piraguas portuguesas ese mismo día). Bueno, pues sobre todas esas técnicas estuvimos aprendiendo y conociendo la labor de Juan Luis Sierra Méndez, el anteriormente nombrado. Inmediatamente después de conocerlas procedimos a publicar varias entradas en el blog para que fueran conocidas y reveladas, como un secreto muy complejo de lo que implica de verdad manejar objetos a restaurar.
Tras ello, solo nos quedaba recuperar las primeras informaciones conseguidas a través de los primeros artículos leídos para subirlas al blog también y que el trabajo se cerrara con un broche más profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada